Galletas de Mantequilla con Canela

  • Galletas de Mantequilla

  • Galletas de Mantequilla
    con Chocolate

  • Galletas de Mantequilla
    con Nuez

  • Galletas de Mantequilla
    con Mermelada

  • Galletas de Mantequilla
    con Azúcar Glass


  • "Galletas de Mantequilla con Canela"

    Receta de Galletas de Mantequilla con Canela





    Ahora os traemos esta receta para hacer unas galletas de mantequilla con canela y que están riquísimas. Además las vamos a hacer con chocolate por encima, para darle un toque más de sabor. A los más pequeños les encantarán.

    Ingredientes galletas de mantequilla con canela:

    - Harina de repostería, 180 gramos
    - Mantequilla, 140 gramos
    - Un huevo grande
    - Azúcar, 60 gramos
    - Chocolate para postres
    - Canela en polvo


    Preparación:

    Vamos a mostraros una receta que tiene un sabor especial gracias al toque que le da la canela, que queda muy bien con el sabor tradicional de las galletas de mantequilla. Además al final añadiremos un poco de chocolate fundido por encima de las mismas, lo que las convierte en más exquisitas aun. Podéis prepararlas con el chocolate o sin el mismo, por lo que se puede decir que esta es una receta doble.

    Nos ponemos manos a la obra mezclando en un bol amplio la harina ya tamizada, la mantequilla a temperatura ambiente, el azúcar, el huevo y una pequeña cantidad de canela en polvo. Amasa con las manos intensamente para conseguir una masa uniforme y homogénea. Mientras más amases mejor quedará tu masa y tus galletas. Otra opción es usar unas varillas, con lo que la masa quedara mucho mejor mezclada y te llevará menos tiempo, sobre todo si es una amasadora automática.

    Una vez tengas la mezcla bien amasada, vamos a colocarla entre papel de horno y con ayuda de un rodillo extiende la masa para que con un grosor aproximado de 0,5 cm, que es el ideal para que no se queden crudas ni duras. Déjala reposar una hora como mínimo, si fuera necesario dentro del frigorífico.

    Cuando vayas a sacarla, pon el horno a 190 grados, calentando por arriba y por debajo, y mientras vamos a preparar las galletas. Con la ayuda de unos moldes para galletas, ve sacando todas las que puedas de la masa. Estos moldes te permiten aprovechar al máximo la masa y además darles formas diferentes a las galletas.

    Ve poniendo las galletas en una bandeja del horno, y cuando las tengas todas mételas en el horno. Hornéalas durante unos 15 minutos, sacándolas cuando veas que adquieren el color adecuado, es decir, doraditas por el centro y más oscuras por los bordes. Sácalas y ponlas encima de una rejilla.





    Mientras las galletas se van enfriando fuera del horno, ve fundiendo el chocolate al baño maría o en el microondas. Una vez fundido el chocolate unta en cada galleta un poco cubriéndola por encima. Puedes espolvorear canela por encima del chocolate en cada galleta o adornar con otros ingredientes como gelatina o frutos secos.